Un día una niña encontró una piedra…

… La piedra no tenía nada en particular… Simplemente ser así.
 
Para cualquier otro esa piedra era una de tantas, pero para la niña no. Era diferente; a sus ojos, era especial… Fuera por su forma, peso, tamaño o textura… Tal vez su color… Quizás su esencia. Para ella era diferente.
 
Y esperando encontrar otras más bellas, siguió buscando.
 
Absorta en su búsqueda, un tintineo la hizo volver… Miró sus manos. La piedra se había caído.
 
Desesperada, empezó a buscarla… Se reprochó mil veces haber olvidado lo que ya tenía y aspirar a más.
 
Pasaba el tiempo y no daba con ella.
 
Durante ese periodo fue encontrando otras piedras de belleza igual o superior, pero ella seguía insistiendo en recuperar su tesoro perdido. Y su ansiedad crecía.
 
Pero de repente, apareció.
 
Sin embargo, una vez la tuvo de nuevo entre sus manos, no supo si sentir alegría o pena. Por fin había recuperado el objeto de su deseo, y se sintió aliviada. Y dejó de maldecirse por haberla perdido; es más, se alegró.
 
Pero si no la hubiera perdido, no habría descubierto la belleza a su alrededor.
 
Así que siguió buscando, o lo que es lo mismo, viviendo.
 
 
Pero esta vez sin olvidar el valor de lo que ya tenía.
Anuncios

Acerca de sharucka

09/04/1985 Barcelona SPAIN castellano / catalán / english http://lmgtfy.com/?q=sharucka
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s